Galia

Galia Momentos tristes para La Gatera. La pequeñina GALIA nos ha dejado víctima de uno de esos crueles virus.

No es justo, tan diminuta, tan pizpireta, con tanta vida por delante, con tanto amor que regalar...

No te olvidaremos, preciosa. Y te prometemos que, a pesar de estos golpes tan duros, seguiremos luchando.

Por ti, por todos los que lo necesitan.

Hasta siempre.