Basi

Basi Otra muerte más, otro trocito de vida que se nos ha ido. Una de las gatas mas preciosas y buenas que han pasado por el albergue, no podemos más con tanta tristeza y solo tratamos de consolarnos pensando que los que se marchan no se van del todo, dejan su semilla y su energía en la gente que les amó y les cuidó.

Gracias a Alba y a su familia que la cuidaron hasta su último suspiro y aunque por poco tiempo, consiguieron que Basi conociera el calor y el cariño de un verdadero hogar. No vamos a olvidarte querida Basi.